Fotografía de productos

fotografía_de_productos

Fotografía de productos, introducción

Si necesitas realizar una fotografía de productos, bien para tu tienda online o para imprimir tus folletos o catálogos, a continuación te indicamos una serie de recomendaciones que debes tener en cuenta para que tus fotos reflejen la calidad de tus productos.

fotografía_de_productos

1) Limpieza

Generalmente se deben hacer fotografías muy detalladas de los productos, por lo que cualquier suciedad o mota de polvo, y hasta las huellas dactilares pueden hacerse muy evidentes en pantalla. Incluso los elementos nuevos pueden necesitar ser limpiados al sacarlos de sus cajas.

Para quitar el polvo y las huellas existentes se recomienda el uso de paños de microfibra; además, para no dejar nuestras propias huellas se pueden utilizar guantes de látex.

Puede parecer excesivo, pero debemos ser lo más limpios y cuidadosos que podamos, hay que tener en cuenta que es más rápido limpiar los elementos de antemano que retocar las fotografías posteriormente con Photoshop.

2) Fondo

Si sólo vas a hacer unas pocas fotografías, puedes montar un pequeño set de fotografía con pocos recursos: una pared, una ventana, una mesa y unas pocas cartulinas blancas serán suficientes.

  • Coloca la mesa contra la pared, procurando que la fuente de luz (puede ser una ventana) quede a uno de los lados de la mesa, preferiblemente en un ángulo de 90º con respecto al fondo, y evitando la luz directa del sol.
  • Pega una cartulina por la parte superior en la pared, dejando que caiga sin hacer un pliegue hasta la parte delantera de la mesa y pégala también a la mesa.
  • Coge otra cartulina más pequeña del mismo color que el fondo y hazle un pliegue para ponerla de pie en el lado contrario de la fuente de luz, para conseguir que la luz proveniente de la fuente rebote y así evitar sombras demasiado marcadas en el producto.
  • Coloca el producto a fotografiar entre la fuente de luz y la cartulina.
  • Coge tu cámara, apaga el flash, y haz pruebas cambiando el ángulo del producto y de la cartulina pequeña hasta ver que los resultados de luz y sombras son los deseados.

 

esquema_fotografía_de_productos

Si por el contrario vas a hacer fotografía de productos con relativa frecuencia deberías plantearte utilizar una caja de luz y 2 o 3 lámparas con las que controlar perfectamente la iluminación, independientemente de las condiciones exteriores.

Una caja de luz  te la puedes fabricar tú mismo con cierta facilidad, o comprarla en tu tienda de fotografía.

caja_de_luz

 

 

Una vez conseguida la caja y las lámparas, sólo debes iluminar a tu gusto y disparar.

3) Iluminación

No tienes que comprar luces especiales, basta con colocar las 2 o 3 lámparas en los laterales (centradas) y en la parte superior (ligeramente detrás del producto) hasta conseguir la iluminación deseada.

La luz es un arte. Haz pruebas de la iluminación moviendo los elementos hasta asegurarte de que todo se vea muy bien.

4) Cámara fotográfica

No es necesario disponer de un equipo fotográfico de primer nivel para hacer buenas fotografías, pero tampoco te recomiendo que hagas las fotos con tu smartphone, si quieres conseguir impactar a tus clientes, debes buscar la mejor imagen posible. En la mayoría de los casos bastará con una cámara con ajustes manuales y una buena iluminación, teniendo en cuenta ciertos detalles a la hora de configurar la cámara:

Utiliza el zoom de tu cámara todo lo que puedas para acercar el objeto sin deformarlo, como la iluminación es buena no tendrás problemas con el movimiento (aunque siempre es recomendable que utilices un trípode y un disparador externo o utilices el temporizador de la cámara para evitar la trepidación de la presión de tu dedo )

El modo Macro de tu cámara te permitirá ampliar mucho más de lo que imaginas e objeto y conseguirás mayor detalle.

5) Edición

Aunque hayas conseguido una fotografía de productos muy buena, siempre debes al menos realizar un breve proceso de edición para mejorarla, haciendo unos pocos cambios:

  • Ajusta el balance de blancos
  • Define el nivel de blancos y sombras
  • Aplica una ligera máscara de enfoque
  • Incluso, si es preciso, haz un pequeño re-encuadre

Estos ajustes terminarán de pulir tu fotografía de producto y la dejarán lista para dejar a tus posibles clientes con la boca abierta.

Si ya tienes las fotografías y quieres imprimir tus catálogos, contacta con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

 

No olvides compartir la información!