7 razones para imprimir catálogos

catalogos impresos para venta online

 catalogos impresos para venta online

Los catálogos siguen siendo un medio de gran alcance, aunque su papel ha cambiado.
Donde una vez fueron un vehículo de respuesta directa, ahora llevan a los consumidores a internet para realizar un pedido en línea.
Los clientes siguen disfrutando al sentarse y hojear un catálogo de buena calidad, ya que se relajan y se inspiran por las ideas y productos.
En un mundo donde cualquiera puede lanzar un sitio web, el catálogo elaborado por expertos es muy valorado por comercios y clientes por igual.

7 razones para imprimir catálogos

 

  1. Accesibilidad

    La primera ventaja de los catálogos impresos es su facilidad de uso, el nivel de confianza que generan y la accesibilidad. Son portátiles, aspiracionales y diseñados para ser recogidos y releidos en varias ocasiones. Mientras que Internet tiene un papel que jugar en cualquier operación de venta, los catálogos ofrecen una imagen de la marca al completo, con todos los productos disponibles de un vistazo. Una investigación en los países nórdicos muestra que el 38% de los consumidores mira y estudia los productos en los catálogos antes de comprar el producto en línea.

  2. Información

    El catálogo impreso es una fuente ligera y de fácil acceso de la información, con la mayoría de las preguntas contestadas en sus páginas. Precio, aspecto, color, tamaño, calidad, rendimiento, todo puede ser comunicado rápidamente. La investigación muestra que el 34% de los consumidores dicen que los catálogos ofrecen una mejor visión del producto y que es más fácil mirar a través de diferentes productos.
    La información sobre productos puede ser ahora aún más rica con el uso de los códigos QR y Realidad Aumentada, que dan al consumidor la posibilidad de acceder a los contenidos en línea, tales como videos o entrevistas, lo que añade una nueva dimensión al catálogo.

  3. Generan Tráfico de calidad

    Una estrategia de impresión para la era digital no suena como una estrategia obvia, sin embargo recientemente más tiendas en línea están comenzando a utilizar los catálogos impresos. Llevar las marcas hacia un espacio físico con el fin de hacer que su público se vuelva más interactivo con la marca, se oye muy a menudo. Los Catálogos atraerán a los lectores hacia la tienda online o física, utilizando cupones, códigos QR o la personalización de los contenidos que facilitará esta acción.

  4. Imagen de marca

    Un catálogo impreso ofrece una gran oportunidad para atraer al cliente hacia el mundo de la marca, lo que les da una experiencia que va más allá de la ventana de la tienda. El uso de técnicas de diseño llamativos y papeles distintivos, permite al lector ser seducido por el producto, por lo que la compra u otra acción deseada será más probable. Como usted tiene una cantidad significativa de tiempo con su cliente, esto permite el fortalecimiento de la imagen de marca.
    Los Catálogos ahora se están produciendo con contenido editorial al lado de los productos, la creación de la magalogue’ es una combinación de entretenimiento, educación y publicidad de contenido de la revista, con la información contenida en los catálogos
    .

  5. Oportunidades de Targeting

    El catálogo impreso es sólo uno de los muchos puntos de contacto con el consumidor y debe ser parte de la estrategia omnicanal para la mayoría de los mayoristas y minoristas. Los Catálogos funcionan mejor cuando su distribución es dirigida, y su público ideal definido por una amplia gama de variables. Entonces, puede elegir qué clientes son propensos a gastar y distribuir su catálogo en consecuencia. Utilice los catálogos, por ejemplo, en zonas con una menor penetración de Internet. A menudo este es el caso en las zonas rurales o entre las personas mayores.
    La Gestión de base de datos, la preselección, reselección y el seguimiento del cliente,  forman parte de cómo las marcas tratan de buscar los mejores consumidores potenciales para dirigir sus catálogos.

  6. Integración del Píxel y el Papel

    A menudo, los catálogos son vistos como un “look book , que muestra lo que está disponible en una tienda física o virtual. Este tipo de catálogo ofrecerá inspiración, una presentación más interesante de los diversos productos, modelos, variaciones de color u otros detalles o una guía para una visita a la tienda. En cualquier caso, ofrecerá la posibilidad de una compra en línea. Los minoristas han entendido que, como parte de su estrategia de onmi-canal, necesitan integrar perfectamente el catálogo impreso en su estrategia. JC Penny, por ejemplo, relanzó el uso de catálogos tras cinco años de ausencia. IKEA utiliza la realidad aumentada en sus catálogos para mostrar la funcionalidad de sus armarios y cocinas. Las navidades de 2014, Amazon imprimió un catalogo de juguetes. Y muchos proveedores de productos de oficina proporcionan en los enlaces de la página a la tienda online.

  7. Efectividad

    Un gran número de marcas mundiales aún consideran el catálogo como una de sus pricipales herramientas de ventas. Trabajando con el sitio web, call center y tienda, tiene la capacidad de medir su éxito con rapidez y precisión, lo que es una ventaja real para el ejecutivo de marketing.
    Los catálogos impresos combinan con la inmediatez de las compras online, lo que aumenta la eficacia de ambos; mientras que el seguimiento de las compras a través de los códigos impresos en el catálogo y otros datos para el seguimiento de los consumidores, aumenta las cifras de ventas por cada página, y esta información se puede utilizar para optimizar el diseño de futuras ediciones.

 

 

Traducción de fuente: Print Power

 

 

No olvides compartir la información!